¿Cuáles son las lesiones traumatológicas más frecuentes según tu edad?

Adultos

Lesiones deportivas en los miembros inferiores, como por ejemplo los esguinces de tobillo o tendinitis. Sobre todo cuando se retoma la actividad deportiva después de un tiempo. “Lo que predispone a estas lesiones es la falta de preparación física.  Por ejemplo, no realizar un calentamiento apropiado y estiramientos de las articulaciones y musculatura antes de la actividad deportiva. Los tratamientos serán principalmente conservadores y se enfocarán en el cambio de hábitos para evitar nuevas lesiones”.

Otro tipo de lesión frecuente en el adulto es el dolor lumbar (lumbalgia o lumbago). Esta dolencia afecta a más del 80% de la población en algún momento de su vida. La gran mayoría no requiere pruebas y se alivia sin necesidad de tratamiento. “Si no mejora en un periodo de un mes o no se calma el dolor con los analgésicos habituales, es recomendable acudir al médico para descartar otra patología o la presencia de algún signo de alarma, como pérdida de fuerza. Para evitar nuevos episodios se recomienda la pérdida de peso y realizar alguna una actividad que implique la potenciación y estiramiento de la musculatura del tronco, como natación, Pilates o yoga”, explica nuestro traumatólogo.

Segunda mitad adulta

En la segunda mitad de la edad adulta, cobra importancia la artrosis. Se trata de una enfermedad degenerativa y progresiva que puede requerir tratamiento ortoprotésico. Tal y como explica el Dr. Delfino Carrillo, “la artrosis afecta a las articulaciones y consiste en la pérdida del cartílago que recubre el hueso. La articulación que más suele causar limitación es la rodilla, por lo tanto es la que más nos llevará a consultar con el médico. El tratamiento es principalmente conservador, como la pérdida de peso, retomar la actividad física y tomar antiinflamatorios en las temporadas de dolor. Si no se consigue controlar los síntomas con medidas conservadoras, se puede optar por el tratamiento quirúrgico implantando una prótesis para calmar el dolor”.

Ancianos

La principal lesión traumatológica es la osteoporosis, producida por la disminución de la actividad física y los cambios hormonales propios de la edad. Esta enfermedad no es dolorosa, pero aumenta el riesgo de fracturas. “Las más comunes son las fracturas vertebrales, que requieren tratamiento para el dolor sin mayores repercusiones. En cambio, las más limitantes y graves son las fracturas de cadera, que casi en su totalidad requerirán tratamiento quirúrgico para evitar el encajamiento y estimular así la movilidad”.

Traumatología, Deporte Y Medicina Regenerativa

Abrir el chat